lunes, 11 de junio de 2007

La Joya de la Reina

A petición de Queenie, visitante de honor del Blog, publico este artículo relacionado con la edición azul de Bohemian Rhapsody...

La Historia del Vinilo Azul de Bohemian Rhapsody


Arriba: el anverso y reverso de la portada del single limitado. Más abajo el single numerado seguido de una edición pirata sin numerar.Imágenes de la colección de James Moran.
"Bohemian Rhapsody" fue grabada en el verano de 1975 durante las sesiones de "A Night At The Opera", el cuarto álbum de Queen. Su compositor, Freddie Mercury, nunca reveló en qué se inspiró para escribirla, sólo dijo que era algo muy personal, sobre las relaciones que había tenido en su vida.
Brian May dijo que la canción se convirtió en el "bebé" de Freddie desde el principio. Roy Thomas Baker dice: "Freddie estaba en su apartamento y tuvo una idea para una canción. Él no lo tenía muy trabajado, pero lo básico estaba ahí, y comenzó a tocar el piano y a cantar. Entonces se paró y dijo: `Ahora, queridos, es cuando viene la parte operística´, yo pensé: `¡Oh, Dios Mío!´".
La ensoñación operística que se encuentra en mitad de la canción fue concebida originariamente como un breve interludio, pero una vez se comenzó a grabar, Bohemian Rhapsody cobraría vida por sí misma gracias a ese interludio.
Roy Thomas Baker llegaba al estudio cada día, esperando que la canción estuviera acabada...pero Freddie no hacía más que decir: "Insertaremos más `Galileos´aquí!. Tiene que ser más largo, más largo...". Las sesiones de la canción se extendieron por tres semanas, para grabar la ópera necesitaron 7 días completos. El trio compuesto por Freddie, Brian y Roger cantaban sus partes de un modo continuado de 10 a 12 horas al día. Aunque sus detractores acusaron a Queen de ser pretenciosos, la atmósfera en el estudio era totalmente opuesta, el grupo tuvo sus momentos de histeria.
Al final quedaron orgullosos del producto realizado, y quisieron que Bohemian Rhapsody saliera como single. Al principio EMI y su manager (John Reid) rehusaron la propuesta, al pensar que ninguna emisora de radio pondría una canción tan larga, la canción duraba casi 6 minutos. EMI dijo que debían reducir su duración pero el grupo se negó.
Incluso Freddie tuvo sus dudas de su potencial como single, así que le pidió consejo a su amigo Kenny Everett (que trabajaba como DJ en la radio), con la condición de que no la pusiera en antena. Kenny supo que sería un éxito: "Desde la primera nota", y desobedeciendo las órdenes de Freddie la puso...¡40 veces! en sus dos shows de fin de semana en Capitol Radio. "Se me resbaló el dedo!!" dijo Kenny. Los oyentes colapsaron el teléfono pidiendo la canción y preguntando dónde podían comprar ese maravilloso single.
Bohemian Rhapsody se publicó el 31 de Octubre de 1975, entrando en las listas en el Nº 47 y alcanzando el Nº 1 tres semanas después donde permaneció por 9 semanas consecutivas, ayudada por un memorable e innovador vídeo promocional (el primer video-clip de la historia que se lanzaba para acompañar la publicación de un tema).
Tres años más tarde EMI fue premiada con un importante Premio de la Industria Discográfica Británica. Paul Watts, Manager General de EMI Internacional, decidió conmemorar el premio con la publicación de un single especial. La elección del artista fue fácil. Queen era el centro de lo que la compañía estaba haciendo. Bohemian Rhapsody fue la elección natural para la grabación especial, el tema había sido un hito, el que catapultó a Queen al estrellato internacional.
Lo que estaba de moda por entonces era colorear los vinilos...así que resultó ideal para esta edición especial de sólo 200 copias. "Decidimos que la publicación fuese púrpura y dorada, como los colores originales de la banda en la cubierta del primer album" recuerda Watts. "Queríamos una portada marrón y dorada y un vinilo de color púrpura". Pero esto no fue del todo así. Paul Watts dejó el proyecto para dedicarse a otros artistas, no sin dejar que el asunto siguiera adelante.
Cuando el single salió de la fábrica había ciertas irregularidades...no era púrpura, sino azul, era una metedura de pata, pero ya había 200 impresos y no iban a cambiarlo...
En la planta de prensaje de EMI, en Hayes (Middlesex), el controlador de producción John Tagg no tenía ni idea de que el vinilo tuviera que ser púrpura y por eso se prensó en azul. "Los gránulos azules fueron especialmente realizados para el proyecto" recordaba. El prensaje de los 200 ejemplares del vinilo azul era algo totalmente inusual teniendo en cuenta los 1000 o 1200 singles de vinilo negro, que eran el mínimo que se prensaban. Consiguiendo un azul puro muy profundo, el single tardó 3 días en producirse, costando una cifra exorbitante para la época (de 800 a 1100 ptas la copia, cuando lo normal es 120 ptas). Para finalizar, una cresta como la de "A Night At The Opera" a todo color fue pegada en el disco y cada uno fue numerado a mano en la cara A y también en la parte trasera de la portada especial púrpura y dorada.
Aunque John Tagg dijo que la publicación fue muy limitada y que todo el material asociado al disco fue destruido después, algunas pruebas de prensaje no numerados salieron de la fábrica, con la cresta a todo color en el disco pero sin portadas. Actualmente estas pruebas sin portadas o con una portada de la compañía rondan entre los 600 y 700 euros de valor.

La cantidad inicial de singles de vinilo azul fue enmarcada y regalada al personal de Queen y a importantes ejecutivos de EMI. El kit fue empaquetado en un sobre púrpura de "EMI International Division" con asas de cartón y acompañado por una invitación a un almuerzo. Las restantes copias fueron repartidas a los asistentes al almuerzo con un par de copas grabadas al aguafuerte dentro de una caja recubierta de seda azul y una bufanda azul de seda, ambas llevando el logo oficial del premio que EMI había recibido.

A pesar de la pompa y circunstancia de la ocasión, Norman Bates de EMI recordaba: "Ellos nos repartían una bolsa de plástico y nos despachaban a empujones. No sabías lo que tenías hasta que regresabas a la oficina. Mucha gente tenía el disco, o las copas o la bufanda...pero yo conseguí los tres!".

*Este texto es un extracto de un artículo de la revista Record Collector de Diciembre de 1998.

Lo que sigue a continuación es la traducción de un extracto de un artículo de la revista RECORD COLLECTOR. He omitido algunos fragmentos que son iguales o parecidos a lo escrito más arriba:

"Bohemian Rhapsody" hizo ganar a Freddie su segundo premio Ivor Novello (el primero lo había conseguido por la canción "Killer Queen", y en 1977 la BPI votó a "Bohemian Rhapsody" como el mejor single de los últimos 25 años. Como si eso no fuese bastante, el single ha alcanzado la extraña condición de ser dos veces número 1, con un total de 3 meses en ese puesto. En 1991 el tema fue "resucitado" en Norte América, que volvió a interesarse por Queen, y creó un nuevo mercado para el catálogo de la banda, gracias a la utilización de la canción en el film "Wayne´s World". Recientemente ha sido nombrado mejor single de toda la historia.
Bohemian Rhapsody fue el primer single de Queen que salió en el Reino Unido con una fotoportada. Una crítica lo describió como "uno de los más peculiares singles del año", mientras otra decía que era "puro sin sentido". El público compró el single y rápidamente la banda conseguiría su primer disco de platino con él.
Freddie Mercury dijo en una entrevista que no había un tema en concreto en el que se había basado para escribir la canción, que dejaba a la imaginación de cada uno los sentimientos, que la gente la oyese y pensara sobre lo que quería decirles. "Hice una búsqueda de desvergüenza y burla operísticas. ¿Por qué no?. Mucha gente la rechaza del todo...pero, ¿a qué la puedes comparar? Dime un grupo que haya hecho un single operístico" decía. De esa manera Freddie nunca desveló los orígenes de la canción. Kenny Everett, el DJ de Capitol Radio, le preguntó una vez a Freddie por la canción, la respuesta del cantante fue: "Es sólo azar, rima sin sentido".
Era evidente que la parte operística de Bohemian Rhapsody no podía ser interpretada en el escenario. De modo que en la gira de "A Night At The Opera" el grupo desaparecía del escenario cuando venía el interludio, una cinta se ponía en marcha y sonaba la ópera acompañada con efectos de luces, luego el grupo entero volvía a entrar para terminar de tocar la parte más rockera del tema hasta el final.
"Bohemian Rhapsody" permanece como uno de los singles más duraderos de la historia del rock. Desde 1975 apareció en no menos de 18 ediciones británicas. Tras la muerte de Freddie en 1991 volvió a aparecer en un single conmemorativo de doble cara A junto a "These Are The Days of Our Lives" alcanzando de nuevo el número 1 y permaneciendo 5 semanas, batiendo un récord sin precedentes.

1 comentario:

Ana dijo...

Gracias chato. Esa record collector la tengo original y no sé dónde XDDDDDD
Qx